Análisis previo Thor: The Dark World





Bien dicen que toda película que contenga en sus adentros a  Anthony Hopkins es un éxito seguro y claro que lo hemos podido ver, pero ¿Será que esta segunda película de Thor logrará el éxito que su productor espera? Sinceramente, responder sería aventurarnos a contestar algo que ni el mismísimo Alan Taylon podría responder y es que es sin duda, una película que para algunos será toda una maravilla aunque para otros será la reafirmación de que las segundas partes nunca son buenas.

En esta segunda película, Thor hará lo que siempre ha sabido hacer desde la primera película que se lanzó de su personaje así como el papel que desempeñó en los Vengadores, luchará a toda costa por salvar la tierra así como los Nueve Reinos, pero ahora lo harpa contra un enemigo  oscuro que precede del mismo universo lo que hará mucho más compleja su aventura.

Por todo esto, según el productor del filme, Thor se verá inmiscuido en una aventura total y completamente diferente ya que embarcará un viaje mucho muy peligroso y personal que hasta el momento no ha hecho, entonces ¿Será esto una novedad? Con toda seguridad podemos decir que es más de lo mismo, la misma historia, el mismo hecho, la misma historia con pocas modificaciones, mismas actuaciones y mismos problemas, sólo que ahora se verá en la necesidad de reunirse con Jane Foster, pero hará un sacrificio para salvarlo todo y a todos.

Si Thor hace exactamente lo mismo que hizo en la película pasada, entonces será algo que no pasará de lo normal, un héroe que salva la humanidad de un villano, claro, todos tienen su toque, Iron Man es sarcástico, Spiderman es prácticamente un adolescente y Thor, es Thor, un súper héroe un tanto insípido que no ofrece gran cosa, que sólo está ahí y…es todo, no posee una personalidad que lo defina realmente del resto.


Comentar